Cada vez más dispositivos, en particular los teléfonos inteligentes y las impresoras inalámbricas, tienen acceso directo a Wi-Fi. De esta manera, el Wi-Fi se convierte en un método de comunicación entre dispositivos de forma inalámbrica a la par que la tecnología Bluetooth. ¿Pero cómo se usa? ¿Necesitamos un router o podemos prescindir de él?

A continuación te mostraremos para qué sirve y cuándo usar Wi-Fi Direct, para que puedas conocer de cerca todos los beneficios de esta tecnología y usarla en tu vida diaria para intercambiar rápidamente archivos entre dispositivos o imprimir documentos importantes o fotos de tu cumpleaños o fiesta de empresa sin tener que encender un ordenador o tener un router de apoyo (como en las impresoras clásicas).

l Wi-Fi Direct es similar al Wi-Fi “ad-hoc”, con la diferencia de que Wi-Fi Direct es más sencillo y puede descubrir automáticamente los dispositivos cercanos y conectarse a ellos.

Con él podemos crear una conexión entre dos dispositivos sin pasar por un enrutador inalámbrico.

¿Cómo funciona Wi-Fi Direct?

Ya hemos hablado de cómo funciona realmente un router, que está en el corazón de cada red y dispositivo informático, un medio de acceso a Internet. Con Wi-Fi Direct, dos dispositivos pueden hablar entre sí mediante una conexión directa, sin pasar por el router.

La tecnología funciona un poco como el Bluetooth, pero la señal es mucho más potente y estable, además de asegurar altas velocidades de comunicación.

Por ejemplo, si desea conectar su PC, portátil, tableta o teléfono inteligente a una impresora compatible con Wi-Fi Direct, sólo tiene que pulsar un botón de la impresora para encontrar un dispositivo inalámbrico (su PC, por ejemplo) para establecer una conexión.

En tu ordenador, aparecerá una ventana en la aplicación de la impresora para activar la conexión.

Wi-Fi Direct crea entonces una conexión entre dos dispositivos usando un protocolo llamado Wi-Fi Protected Setup (WPS).

Para entender mejor cómo funciona Wi-Fi Direct, te mostraremos a continuación los escenarios en los que es más útil.

Transfiere archivos y carpetas entre teléfonos inteligentes con Wi-Fi Direct

El escenario donde seguramente Wi-Fi Direct puede resultar muy útil es la transferencia de archivos y carpetas de un smartphone a otro, ¡sin siquiera pasar por el router! Para ello, muchos fabricantes de teléfonos inteligentes han introducido un sistema de transferencia inalámbrica dedicado, que utiliza Wi-Fi Direct automáticamente (hará toda la aplicación por nosotros).

En los dispositivos Xiaomi, por ejemplo, podemos transferir archivos y carpetas entre teléfonos inteligentes del mismo fabricante mediante la aplicación ShareMe incorporada (que funciona en todos los teléfonos inteligentes Android).

Una vez abierto, todo lo que tenemos que hacer es elegir el nombre de nuestro dispositivo, hacer clic en Enviar y elegir qué enviar entre carpetas, archivos, fotos y vídeos. Cuando la selección esté completa, presione el botón de envío en la parte inferior de nuevo para empezar a buscar dispositivos compatibles cercanos.

Para emparejar los dispositivos, simplemente abre la aplicación ShareMe en el teléfono del destinatario, haz clic en Recibir y escanea el código QR con el teléfono del remitente para conectarte rápidamente y enviar el archivo a través de Wi-Fi Direct.

La peculiaridad de esta aplicación es que podemos instalarla en cualquier dispositivo Android, sólo hay que descargarla de Google Play Store para intercambiar datos entre dos teléfonos Android.

Para transferir archivos entre dos iPhones, podemos usar la función AirDrop, que permite un rápido intercambio de archivos a través de Wi-Fi Direct. Para usarlo, simplemente abre la aplicación File, ve a la carpeta donde se encuentra el archivo, mantén el dedo sobre él y luego presiona Share -> AirDrop.

El sistema te mostrará inmediatamente otros iPhones o dispositivos de Apple cercanos, con los que podrás intercambiar archivos rápidamente. Para saber más podemos leer la guía Cómo usar AirDrop en el iPhone.

¿Quieres intercambiar archivos con Wi-Fi Direct entre Android e iPhone? Una de las aplicaciones que permite este intercambio de archivos es SHAREit, disponible para Android y iPhone/iPad.

Al igual que cuando se ve en ShareMe y AirDrop, con esta aplicación podemos enviar y recibir archivos de dispositivos cercanos utilizando la misma aplicación, de modo que podemos intercambiar archivos, documentos y carpetas multimedia mediante Wi-Fi Direct.

Imprime de forma inalámbrica con Wi-Fi Direct

Otro escenario en el que Wi-Fi Direct es muy útil es la impresión. Si tenemos una impresora compatible con Wi-Fi Direct, podemos imprimir rápidamente sin utilizar un router de reserva o sin tener que conectar ningún cable; para ello, pulsamos o activamos el modo Wi-Fi Direct en la impresora (normalmente un botón dedicado para mantenerlo pulsado), nos conectamos a la red inalámbrica generada por la propia impresora (la reconoceremos por el prefijo [DIRECT]) con nuestro teléfono y utilizamos el plugin de impresión dedicado o una aplicación de impresión como PrintHand Mobile Print, disponible para Android y iPhone/iPad.